¿Merece la pena tener piscina en casa?

Estaba en una reunión recientemente con un cliente que me hizo una pregunta que he escuchado tantas veces antes. En medio de su lucha por justificar la compra de una piscina, esto es lo que dijo: “Es una decisión difícil. No estamos seguros de si debemos darnos el gusto… Me pregunto si una piscina vale la pena el dinero que vamos a invertir en ella.” Ahh, el gran debate, y que fácilmente podría ser discutido por ambas partes. ¿Te atreves o no te lanzas? Muchos de ustedes probablemente están teniendo una guerra civil interna mientras hablamos sobre los méritos de tal compra. Yo me compadezco de sus luchas y espero que esta discusión traiga claridad a su pregunta.

Factores para decidir si compras una piscina o no

1. Valor inmobiliario

A pesar de lo que usted puede haber oído en el pasado, SÍ, una piscina aumenta el valor de su casa. Esto es especialmente cierto debido a que la tecnología moderna como la sal y la fibra de vidrio han cambiado el paradigma de que “las piscinas son mucho trabajo”. Hace unos años, la National Association of Realtors (Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios) declaró que, en promedio, una piscina aumentará el valor de una casa en un 4-6%. Por lo tanto, en una casa de $500,000, uno podría esperar obtener 20-30 mil en valor adicional de la casa con una compra de la piscina. No, esto no cubre típicamente el costo total del proyecto de la piscina, pero sí, ciertamente compensa un poco la diferencia.

2. El impacto en los niños

Amo a mis hijos. Me encanta verlos jugar. Su risa me trae alegría. Y nuestro tiempo con ellos como padres es finito. Ahora sé que algunos padres no pueden esperar el día en que sus hijos estén fuera de la casa, pero déjenme decirles claramente para que conste en acta que no caigo en esta categoría. Aunque sé que el pajarito eventualmente debe volar de su nido y construir su propia casa, no voy a empujar a ese pajarito hacia fuera. En otras palabras, voy a disfrutar de este maravilloso regalo llamado paternidad, y puedo decir definitivamente que tener una piscina de natación se suma increíblemente a este periodo de tiempo y a las alegrías que conlleva.

3. Un asunto familiar

Los niños no son los únicos que se benefician de la propiedad de la piscina. De hecho, tengo muchos clientes que son abuelos, tías, tíos, etc., cada uno de ellos deseando los momentos que compartirán con su familia en el patio trasero de la piscina y sus alrededores. Considerando que mi hermana es mi vecina, ha sido increíble lo mucho que hemos crecido juntos como familia desde que instalamos nuestra piscina hace cinco años. Básicamente, la piscina es un centro para que todos nosotros podamos jugar, hablar, reírnos, y pasar juntos un tiempo de calidad sin las distracciones normales del mundo.

You may also like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *